Mercado Laboral Marca personal

Quién conoce el mercado laboral, descubre un atajo en su Marca Personal para ser encontrado

 

 

Este año ha tenido lugar la 6ª edición del Personal Branding Lab Day 2020, el gran evento de la Marca Personal en el que he tenido el placer de participar junto a 33 grandes profesionales liderados por Guillem Recolons, Alicia Ro y Nilton Navarro. Una jornada centrada en la idea de que una buena Marca Personal puede conseguirte un buen trabajo.

 

Mi exposición se ha centrado en que el conocimiento del Mercado Laboral brinda un atajo en la estrategia de la Marca Personal, quien dispone de esa información, no pierde el foco y hace que su Marca Personal se vaya adaptando a las exigencias del mercado, consiguiendo el éxito en su trayectoria laboral. A continuación te doy las claves, algo más detalladas que en la charla.

 

 

MartaMouliaa MarcaPersonal MercadoLaboral

 

 

1. ¿Por qué conocer el Mercado Laboral es un atajo? 

Facilito cuatro datos importantes para comprender porque el conocimiento del mercado laboral es imprescindible en el proceso de marca personal.

 

  • “En 2030, el 85% de los empleos aún no se han inventado” Informe Dell Technologies.

 

  • En un informe de Digital.es indica que en 2027 se crearán un millón veinticinco mil empleos gracias a la digitalización.

 

  • El Informe del grupo Adecco señalaba que el 80% de las ofertas de empleo están el mercado oculto.

 

  • 140.000 millones de euros destinados a España dentro del Plan de recuperación para reconstruir la UE tras la COVID-19, con la iniciativa NextGeneration. Dirigido a determinados sectores para crear empleo: energías renovables, transporte sostenible, conectividad y banda ancha, tecnologías cloud y big data, fomento de las competencias digitales de los/as profesionales.

 

La COVID-19 ha cambiado radicalmente nuestras vidas tanto en lo personal como en lo profesional. Ha surgido nuevos puestos como por ejemplo, los rastreadores de contactos o los controladores de la temperatura. Ante la imposibilidad de juntarnos y con la obligación del distanciamiento social, no ha quedado mas remedio que diseñar nuevos modelos de organizar el trabajo, el teletrabajo ha cobrado fuerza por necesidad. Hemos visto sectores que han sido duramente golpeados como la hostelería, comercio y servicios, y otros que se han potenciado, como el transporte o la logística. También ha cambiado algunas de las competencias que demandan las empresas. Sin dejar de mencionar que la covid ha provocado un incremento de la la desigualdad, afectando a los colectivos más vulnerables y aumentando las brechas ya existentes.

 

Hace unos años con la 4ª Revolución Industrial y la transformación Digital, decíamos que nos encontramos en un entorno VUCA, ahora, la pandemia, nos ha dado otra vuelta de tuerca. He de decir que el termino VUCA no es nuevo, se originó con el la escuela Militar del Ejército de los Estados Unidos para describir las condiciones resultantes de la Guerra Fría en 1990 Volatility, Uncertainty, Complexity, Ambiguity. Cuando se habla del entorno VUCA, se hace referencia a las siguientes características:

 

Volatilidad por la rapidez con la que se suceden los cambios.

Desde la crisis financiera del 2008, a los nuevos modelos de negocio como por ejemplo  la “uberización de la economía” (negocios sin materia prima, ejemplo Airbnb líder en habitaciones de hotel pero sin alojamientos, UBER líder de transporte, sin coches). La globalización ha quedado expuesta y cuestionada con el coronavirus, un nuevo panorama económico surge ante nuestros ojos.

 

Incertidumbre. No hay información disponible para actuar de la misma manera que en crisis anteriores. Nos preguntamos si las premisas de hoy ¿serán válidas, mañana?

Quién iba a decir en los comienzos a Larry Page y Sergey Brin creadores de Google, a Mark Zuckerberg de Facebook y a Jeff Bezos de Amazon, que iban a ser 3 empresas tan valiosas. Otro ejemplo de incertidumbre nos lo ha dado esta pandemia, cuando nos preguntamos si seguiremos teniendo trabajo mañana, ¿Cómo van a tomar decisiones acertadas las empresas? si no se dispone de toda la información por que la desconocen… hasta nuestros propios gobiernos.

 

Complejidad en las variables a tener en cuenta. Un ejemplo que escuche en una ocasión y que traigo a colación porque me parece muy gráfico. El Agricultor antes tenía que estar pendiente del clima, del precio del petróleo, del abono y  del trigo. Ahora para producir más alimentos debe incluir en la fórmula, las exigencias de un consumidor cada vez más concienciado con la sostenibilidad y también la digitalización.

 

Ambiguedad, en relación al desconocimiento de la relación entre esas variables y que provoca una confusión entre causa y efecto.

 

Ante esta situación ¿Qué es lo que Necesitamos? Según Bob Johansen del Instituto para el Futuro en Silicon Valley.

1 Visión para anticipar los problemas que modifican condiciones y marcar el camino en un entorno cambiante. (V)

 

2 Entendimiento para comprender los agentes del cambio desde el conocimiento y la empatía, la interdependencia de las variables, las consecuencias de los problemas. Lo que nos proporcionará información sobre qué acciones llevar acabo. (I)

 

3 Claridad para actuar con simplicidad frente a la complejidad y tener la mente abierta a las alternativas y nuevas realidades. (C)

 

4 Agilidad para interpretar y aprovechar oportunidades. (A)

 

Para afrontar este entorno en el que vivimos, debemos conocer el mercado laboral en su conjunto, solo así podremos gestionar con éxito nuestra MARCA PERSONAL en un plazo más rápido.

 

2. Como influye el Mercado Laboral en la estrategia del Personal Branding

Siempre hago esta reflexión en las formaciones que imparto de Marca Personal: “Si no sé cómo afecta la Geopolítica y las tecnologías a mi entorno, mi sector y mi profesión: ¿Cómo sabré en que debo mejorar? ¿Cómo creceré profesionalmente? ¿Cómo sabré gestionar mi marca personal? ¿Cómo afrontaré la supervivencia en la era digital?.

 

La “Geopolítica” es el estudio de los efectos de la geografía humana y física sobre la política y las relaciones internacionales. La geopolítica es un método de estudio de la política exterior para entender, explicar y predecir el comportamiento político internacional a través de variables geográficas.

 

Cuando hablo de Geopolítica, me refiero a que es preciso que conozcamos, comprendamos e interpretemos (en la medida de lo posible), los hechos que ocurren en otras partes del planeta, las decisiones de los gobiernos y administraciones, tanto propios como ajenos, y analicemos como puede impactar en nuestras vidas y nuestro entorno.

 

Ejemplo de ello son las consecuencias que provocaba un tuit de un presidente de un país en la economía global, o como afecta el Brexit a las empresas. Según el Banco de España, el coste económico del Brexit rondará los 10.000 millones € y afecta principalmente al sector del automóvil y toda la industria filial, el agroalimentario y el turismo.

 

ola geopolitica y transformacion digital

 

El mercado laboral aparece de manera transversal en cada una de las fases del personal branding: en el autoconocimiento, en la determinación del  objetivo profesional, en la visión-misión, en la propuesta de valor, la estrategia a seguir, en el plan de comunicación.

 

¿y… sabes una cosa?

Que, si no tienes en cuenta lo que quiere el mercado laboral,

te quedas fuera o para cuando llegues,

otras personas se te habrán adelantado.

 

1. Determinar en qué quieres ser referente, tu objetivo profesional

Es la pregunta clave que hay que hacerse en el proceso de Marca Personal ¿En que quieres ser relevante? Lógicamente, no vas a elegir ser referente en alguna de las profesiones que pueden ser automatizadas, y por lo tanto desaparecer en poco tiempo, así que tendrás que averiguar como afecta la digitalización a tu profesión.

 

Otro aspecto que conviene analizar es el funcionamiento del mercado laboral en el ámbito geográfico en el que se quiere trabajar, si es en tu localidad, en otra ciudad, en tu país o en otro.

 

Solo se consigue ser relevante si te conviertes en un/a profesional excepcional. Y para que ello ocurra, has de disfrutar con aquello en lo que destacas,  que tus talentos estén al servicio de lo que te guste hacer, porque solo ponemos pasión y pon ende, mejoramos,  en lo que amamos. Pero falta una parte importante para conseguir la relevancia, y es que seas excepcional en lo que demanda el mercado laboral, tu propuesta de valor, tus competencias ha de interesarle a las empresas lo suficiente para contratare y además pagarte bien por ello. Solo así serás excepcional y un profesional referente.

 

2. Autoconocimiento.

No nos damos cuenta que el tiempo no pasa en balde y que quienes éramos hace diez, cinco años e incluso antes de la pandemia, quizá tenga que ver, poco o mucho, con la persona actual. Las adversidades, preocupaciones, éxitos, el conocimiento, expereincias, las relaciones, las circunstancias…nos van conformando, cambiamos, y a veces no somos conscientes. Por ello es conveniente hacer una revisión de quienes somos, de nuestras habilidades y prioridades.

 

Como he indicado anteriormente, se debe conocer no solo los talentos que uno/a tiene, sino también aquellas competencias y habilidades que demanda el mercado. Para ello se ha de investigar en las ofertas de empleo, en los perfiles de las ocupaciones, en los estudios de tendencias que realizan las empresas, entre otros. Una vez realizado ese análisis, conviene llevar acabo una comparación entre lo que se tiene y se necesita, y trazar un plan con las acciones  que se deben realizar para adquirirlas.

Para diseñar tu PROPIO ITINERARIO DE APRENDIZAJE tienes que considerar cuatro puntos esenciales:

 

1. Las tecnologías que demanda el mercado laboral:

Big data, Inteligencia artificial, internet de las cosas, blockchain, robótica, realidad virtual y aumentada, entre otros. Ejemplos de su utilización lo encontramos a diario, como es el caso de Netflix o Spotify, que nos conocen mejor que nuestras propias familias, utilizan los algoritmos para recomendarnos películas o música e incluso adelantarse a nuestros deseos.

 

Herramientas y aplicaciones digitales especializadas que se utilizan en tu sector o profesión. Por poner un ejemplo, en el caso de puestos comerciales, las empresas además de conocimientos y experiencia en ventas, están demandando aplicaciones como Salesforce, un CRM (Customer Relationship Management – Base de datos de Gestión de las relaciones con clientes) que  gestionar todo el flujo de clientes de la empresa, automatizando todo el proceso de venta. Consiguiendo mejorar el marketing, ventas, ecommerce, servicio al cliente, IT, atender a clientes actuales y detectar los potenciales, entre otros. Salesforce es un software que trabaja directamente en la web, en entornos cloud.

 

O por ejemplo como en muchas profesiones (producción, logística, finanzas, ventas, marketing, etc.) se requiere conocer Business Intelligence o Inteligencia empresarial, un conjunto de procesos y tecnologías que recaban datos, transforma los datos en información, y la información en conocimiento, permitiendo disponer de una visión de conjunto de la empresa y de una toma de decisiones basada en dichos datos. Hay distintos productos de BI como por  ejemplo Microsoft Power BI, Tableau, Oracle BI, etc.

 

2. Cuáles son las competencias clave que demanda las empresas

Las técnicas o llamadas Hard Skills, son competencias que pueden adquirirse mediante formación y experiencia profesional. Las 10 más demandadas en 2020 según LinkedIn son Blockchain, Computación en la nube, Razonamiento analítico, Inteligencia artificial, Diseño UX, Análisis de negocios, Marketing de afiliados, Ventas, Computación científica, Producción de video.

 

Las competencias transversales o softskills que se requieren principalmente son pensamiento crítico, capacidad analítica, curiosidad, trabajo en equipo, flexibilidad, inteligencia emocional, resiliencia, creatividad, aprender a aprender, resolución de problemas, adaptación y proactividad.

 

3. Analizar la profesión que desarrollas o que quieres desarrollar

Pregúntate ¿va a desaparecer? ¿Se va a transformar? ¿En que debes “ponerte las pilas”?

 

4. Diseñar tu propio Entorno Permanente de Aprendizaje.

Necesitas detectar qué debes aprender para ser un/a excelente profesional y ser lo que necesita el mercado laboral con perspectiva de futuro, y luego donde aprenderlo. Esas fuentes de conocimiento pueden ser desde formaciones gratuitas de calidad que se ofrece en el servicio público de tu región o de tu Comunidad Autónoma, de tu ayuntamiento, plataformas de cursos masivos online “MOOCs” como Coursera, edx, Miriadax, fundación telefónica, Máster, entre otros.

 

Si quieres descubrir fuentes de conocimiento gratuitas y de calidad, clica en la Guía de Recursos de formación.

 

Te suena la palabra “Learnability” es la capacidad de aprender y estar en beta permanentemente, bien por curiosidad o por convicción de que aprender nuevas habilidades te serviran para mantenerte empleable a largo plazo. Así que si ya has hecho esa comparación de lo que tienes, lo que necesitas, ahora toca incluir otra columna con las formaciones que te permitirán adquirir esas habilidades, mi consejo es que pongas fechas y plazos.

 

3. Propuesta de valor ¿Qué beneficios aportas?

La propuesta de valor no se centra en ti, en tu formación o experiencia laboral. La propuesta de valor pone el foco en lo que tú puedes aportar a las empresas, ¿Cómo y en qué se benefician si te contratan?.

 

Para conocer qué te pone en valor, debes analizar y escuchar al mercado laboral, investiga esa necesidad que aún no ha cubierto, ese problema que aún no se ha resuelto, o ineficiencias que existen el mercado para corregirlas con tus servicios o la creación de productos. En definitiva, detectar esas oportunidades que aparecen en tu sector.

 

4. Socios clave y tu Público objetivo.

El conocimiento del mercado laboral también se requiere en el ¿Quién es Quién? del TARGET al que te diriges, el PÚBLICO OBJETIVO, y quienes son las personas que pueden ofrecerte ayuda, esos SOCIOS CLAVE. A las personas que asesoro, tanto para el público objetivo como para los socios clave,  les indico que elaboren un listado de empresas donde les gustaría trabajar o que soliciten profesionales con su perfil, y otro listado con las personas que conocen en el ámbito profesional.

 

En el caso de las empresas, recomiendo investigar sus webs corporativas, sus redes sociales, qué personas trabajan allí y quienes toman las decisiones que pueden afectarles. Puede ser desde un director, alguien de recursos humanos o el/la jefe/a del departamento en el que se quiera trabajar, por ejemplo. El paso siguiente es crear una estrategia para acceder a ellas.

 

En el caso de los/as socios/as clave, hay que detallar los nombres y que pueden aportar. Dichas contribuciones pueden ser desde recursos, información, otros contactos, apoyo emocional, entre otros. El paso siguiente, como en el caso anterior es diseñar un plan de acción para retomar ese contacto.

 

No hay que olvidar que la red de contactos será mejor cuanto más diversa y heterogénea sea, cuantas mas personas influyentes haya, cuanto mas numerosa sea tu red y mas interactúes con sus miembros. Hay quienes se dedican a acumular personas sin ton ni son, sin darse cuenta que las conversaciones son imprescindibles porque de nada te servirá tener una gran red de contactos, si nadie sabe quien eres o no has creado el vínculo para que te ayuden a cumplir tu objetivo.

 

Networking

 

 

3. Donde están las claves del Mercado Laboral

Las fuentes donde puedes obtener información y conocimiento acerca de lo que requieren las empresas, las tendencias, las tecnologías que inciden en el sector, entre otros son muy diversas. A continuación, incluyo algunas:

 

1. Actualidad económica en la prensa local y los medios digitales de noticias. Por ejemplo, prensa como Expansión, El Economista, Marca Empleo, Portal parados, Muñoz parreño/intermediación, y si vives en Aragón, te incluyo un link donde recojo noticias relevante sobre empresas que generan negocio y empleo en Huesca, Teruel y Zaragoza clica aqui

2. Noticias de actualidad de las webs de empresas referentes del sector en el que desarrolles tu profesión. Por norma general, la información se halla en las pestañas o en los menús de noticias, sala de prensa o en el blog.

3. Revistas y blogs especializados del sector, como por ejemplo el de Celestino Martínez, referente en el sector retail.

4. LinkedIN. Para mi es una de las fuentes claves, hay información disponible tanto en las páginas empresa, como en el timeline o muro de las personas que toman decisiones en la empresa, o en los grupos.

5. Ferias especializadas. Nos indica qué empresas del sector buscan mercados, clientes, profesionales; cuales quieren posicionarse, las nuevas tecnologías o innovaciones

6. Clúster y asociaciones empresariales. España cuenta actualmente con 100 AEIs y Clústers y 8.000 empresas. La European Cluster Alliance reúne a catorce asociaciones nacionales, 870 clúster y  134.000 empresas altamente innovadoras.

7. Licitaciones y contrataciones públicas

8. Informes y estudios que realizan entidades relevantes. Si quieres permanecer informado puedes clicar en orientamartamouliaa.es donde encontraras publicaciones de las siguientes categorías: Aragón, Empleo, Sectores (TIC, economía verde, industria, logística y construcción), comunicación y redes sociales, personas emprendedoras, jóvenes, mujeres, colectivos vulnerables y relativo a la formación.

9. Observatorios mercado de trabajo, SEPE, CCAA o los realizados por grupos empresariales.

10. Conversaciones con los/as profesionales que forman nuestra red.

 

En definitiva, QUIÉN CONOCE EL MERCADO LABORAL, DESCUBRE UN ATAJO PARA SER ENCONTRADO gracias a su marca personal.

 

VIDEO PERSONAL BRANDING LAB DAY 2020.  Clica para verlo

 

 

 

 

Marta MouliaáAcerca de Marta Mouliaá

Consultora de Marca personal y desarrollo profesional. Gestión y atracción de talento. Formadora y conferenciante. Gestión entornos digitalizados. Otras más por descubrir

www.orientamartamouliaa.es

LinkedIn

 

 

 

 

Marca personal de las personas que inspiran

Marca personal, valores, y personas inspiradoras

Actualmente nos encontramos en un entorno cambiante, VUCA (vulnerable, incierto, complejo y ambiguo). Los acontecimientos que hacen temblar nuestra economía, sociedad y modelo de vida se producen cada vez, de manera más rápida e inesperada. La crisis financiera, la nueva era digital y ahora la crisis del coronavirus, que nos da otra vuelta de tuerca. No hay referentes anteriores, es preciso que para salir airosos de esta situación crítica, aportemos a las soluciones: tecnología, creatividad, innovación, colaboración, solidaridad, y valores .

 

Como consecuencia de este cambio de ciclo, surge una corriente de conciencia social y de empoderamiento de las personas, que ha hecho que desde las organizaciones, administraciones y la sociedad, se coloque al individuo en el centro de la ecuación y sea parte de la solución, poniendo en valor a las personas. Ejemplo de ello es la Responsabilidad social corporativa, las empresas B-Corp que equilibran el propósito social y los beneficios económicos, la asunción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). O con ejemplos más concretos, como las empresas están poniendo el foco en la experiencia del cliente o del empleado, el surgimiento de movimientos participativos o plataformas colaborativas, y el auge de la marca personal, entre otras.

 

Ese empoderamiento y conciencia social, tiene una relevancia especial en los/as profesionales. Nuestra marca personal ha de ser reflejo de nuestros valores, debe mostrar una coherencia entre nuestros principios y nuestros comportamientos. De nada sirve, crearse una imagen falsa en internet que no corresponde con la realidad. Antes o después, se descubre. No todo vale. Y el fin, no justifica los medios.

 

Además, está demostrado que actualmente depositamos nuestra confianza en aquellas personas u organizaciones que nos inspiran, que son agentes de cambio, que nos impulsan a ser mejores, a crecer, que manifiestan valores y desprenden autenticidad.

 

El Barómetro Edelman Trust 2020 señala que:

Read More
Marca Personal

Marca Personal para tener éxito en tiempos de incertidumbre

 

 

Con la llegada primero de la 4ª revolución industrial y agravada con la crisis del covid-19, muchos profesionales están comprobando como su medio de vida y de trabajo se tambalea, y las soluciones que se utilizaban para superar esta adversidad, ya no sirven.

 

Estamos ante un cambio de paradigma, y una de las claves es adaptarse y desarrollar nuevas competencias y habilidades. La transformación digital, las nuevas formas de organización del trabajo y de relacionarnos han hecho que la Marca Personal cobre un nuevo sentido para muchas personas.

 

La Marca Personal no se crea, se tiene y se gestiona, es lo que llamamos “Personal Branding”. La marca personal es la identidad (talentos, valores, actitudes, sentimientos) que los demás perciben e identifican contigo. Y el personal branding es la estrategia que posibilita que una marca personal “blanca” llegue a ser una marca “fuerte y única” que consiga ser la opción elegida, y tener el control de la trayectoria profesional.

Marca Personal Marta Mouliaa

 

El personal branding es una herramienta eficaz en tiempos de crisis y aumento del desempleo. Aquellos profesionales que sean referentes en su sector y visibles para su público objetivo, aumentaran exponencialmente las probabilidades de éxito laboral.

 

Ahora es el momento en el que los/as profesionales tenemos que

Ponernos en Valor y hacer que nuestra Marca Brille.

 

 

AUTOCONOCIMIENTO

 

A raíz del confinamiento y la digitalización forzosa, los/as profesional hemos desarrollado nuevas competencias y habilidades, de las que debemos tomar conciencia. Aconsejo en primer lugar, realizar una labor de introspección y autoconocimiento a fin de averiguar qué nuevas competencias hemos adquirido, qué relación guardan con el desempeño eficaz de nuestro trabajo, y de qué forma se beneficia la empresa.

 

Por ejemplo, después estos meses de confinamiento saldrán beneficiados aquellos/as profesionales que sepan utilizar las herramientas digitales disponibles y aquellas que permitan la comunicación online, o comerciales que hayan utilizado el social selling (conseguir clientes a través de redes sociales), o quienes han utilizado herramientas colaborativas de trabajo o las basadas en “metodologías ágiles”,  así como quienes han desarrollado la resiliencia y se hallan adaptado ante la adversidad con una respuesta creativa.

 

OBJETIVO PROFESIONAL

 

Después del análisis anterior, es conveniente definir nuestro objetivo profesional, para que las acciones que llevemos a cabo, no solo complementen y enriquezcan nuestro perfil, sino que estén alineadas.

 

En estos meses y a raíz de las consecuencias económicas que ha originado el covid-19, el objetivo que teníamos ha podido cambiar, bien porque se ha perdido el empleo y no hay demanda por parte de las empresas, porque se quiere reorientar la carrera profesional, porque se han adquirido nuevas competencias, entre otras. De vez en cuando, recomiendo volver al inicio y revisarlo.

 

DESARROLLO PROFESIONAL

 

Con el objetivo definido, es importante que se haga un diagnóstico de cuál es nuestra situación de partida (autoconocimiento) y tracemos un plan de acción. Para ello será importante disponer de información del mercado laboral, a fin de realizar la formación y adquirir las competencias que estén demando las empresas para el puesto de trabajo al que se quiere optar.

Debemos conocer cuáles son las tendencias de nuestro sector profesional, las herramientas digitales o aplicaciones que se utilizan, si hay demanda de nuestra profesión, etc. Por ejemplo, en el caso del sector de la Logística hay varias tecnologías que están impactando desde la inteligencia artificial, internet de las cosas, robótica o blokchain.

Hay que tener en cuenta que la crisis ha potenciado determinados sectores económicos como es el de la logística-transporte, el comercio electrónico, tecnológico, sanitario, la industria farmacéutica, la industria alimentaria o servicios como el de la prevención de riesgos laborales. Y también ha creado nuevos puestos de trabajo como el de controlador de temperatura o desinfectadores de ropa.

 

El paso siguiente es crear un plan para adquirir las competencias y buscar los programas formativos correspondientes, ya sean presenciales u online. Todos los/as profesionales en mayor o menor medida necesitamos reinventarnos, darle una vuelta de tuerca a nuestra profesión para dar respuesta a los retos que hemos de afrontar a partir de ahora. Debemos no solo mejorar nuestra “empleabilidad” sino vernos como agentes de cambio, en un aprendizaje constante.

 

El confinamiento ha promovido un resurgimiento de la formación online. Actualmente hay una gran variedad de plataformas gratuitas online (Mooc) de alta calidad, desde edx, Miriadax, Fundación Telefónica, Coursera hasta otras que eran de pago y que debido a la crisis causada por el covid-19 las han liberalizado durante unos meses. Si no se ha iniciado el aprendizaje es momento para ponerse “manos a la obra”. Si quieres descubrir las principales, clica aqui

 

Ante este entorno cambiante y lleno de incertidumbres, las empresas demandan las siguientes competencias en los/as profesionales: adaptación al cambio, la resiliencia, el trabajo en equipo, la capacidad de aprendizaje, creatividad y pensamiento crítico, entre otras.

 

Otro elemento clave es aprovechar este tiempo para comenzar a incrementar nuestra red de contactos en el 2.0. Cultivar la relación con los profesionales con los que antes se mantenía una relación más formal de empresa a empresa, y que con el teletrabajo se ha vuelto más cercana, ejemplo de ello es que hemos accedido a los espacios privados “casa y habitaciones”, hemos conocido a hijos/as de padres y madres que concilian, nos hemos preocupado por la salud y el bienestar de sus familias. Ello contribuye a que la relación se fortalezca con una unión más sólida.

 

La solidaridad y la generosidad es un sentimiento que en tiempos de crisis aflora en las personas, es un buen caldo de cultivo para crear nuevos lazos “telemáticos” con profesionales que nos pueden proporcionar recursos adecuados para conseguir los objetivos, ya sea en forma de contactos, consejos, información o colaboración, entre otros. Es conveniente fomentar las conversaciones y tejer alianzas durante la crisis, ya lo dice el dicho: “quién tiene un/a amigo/a tiene un tesoro”.

 

PROPUESTA DE VALOR

 

Un gran porcentaje de la población a la hora de “vender el trabajo o los servicios que se presta” sigue centrado en comunicar, a su cliente, empleador, o a quién lo quiera contratar quién es, sus méritos y su curriculum. Esas cuestiones son importantes, aunque la clave se halla en comunicar la Propuesta de Valor del profesional, en qué se beneficia la persona o empresa que te contrata, o que deposita su confianza en ti.

 

Debemos indicar qué problema resolvemos, que necesidades detectamos, o qué oportunidades encontramos para, por ejemplo: hacerle ganar dinero, seguridad o salud; reducir absentismo laboral o costes; crear un nuevo producto o servicio; o modificar algo ya existente generando mejoras.

 

En esa propuesta deberemos incluir las nuevas competencias y habilidades que hemos desarrollado en estos meses y que nos hacen valiosos/as y únicos/as para conseguir el objetivo del cliente, como las citadas anteriormente, entre otras: resiliencia, las competencias digitales, el social selling, creatividad, tolerancia al estrés, autonomía, etc.

 

Diseñar la propuesta de valor requiere tiempo, es preciso identificar y estudiar a tu público objetivo para configurar la propuesta. Ý ser consciente que es una relación de persona a persona (P2P).

 

PLAN DE COMUNICACIÓN

 

Es momento de aprovechar que, debido al distanciamiento social, se ha potenciado y se potenciarán aún más los contactos vía digital. Conviene tener presente que al igual que en el mundo 1.0 hay unas reglas de educación, en el 2.0 existe una netiqueta de las relaciones sociales. Reglas básicas como enviar una invitación personalizada, dar las gracias, responder a los mensajes, o no enviar información comercial sin conocer si nuestro interlocutor/a demanda esos servicios o productos y sin haber establecido una relación de confianza previa (social selling).

 

Considero que las principales claves para gestionar la presencia online es que esté alineada con el objetivo profesional y la propuesta de valor, ha de utilizarse los mensajes adecuados, generar valor y utilizar los canales donde esta nuestro público objetivo.

 

Me he encontrado a profesionales que más que potenciar su marca parecía que estaban decididos a arruinarla, a otros que pensaban que estar en una red social significaban que eran visibles, y a quienes dar un “me gusta” era sinónimo de conversar.

 

En primer lugar, es esencial identificar a nuestro público objetivo, averiguar quiénes son, qué es lo que le interesa y cuáles son sus preocupaciones. Así será más fácil compartir contenido de valor que beneficie a nuestra audiencia, para ello nos podemos servir de la curación de contenidos (es una técnica que consiste en realizar búsqueda, recopilación, filtración y selección de la información más relevante que encontramos en Internet sobre un tema) o de escribir publicaciones propias que podemos difundir en los diversos canales donde se encuentren, como un blog ya sea nuestro o en el de LinkedIn, en twitter, Facebook o Instagram, entre otros.

 

También es importante no solo difundir contenido sino generar conversaciones 2.0 e interactuar con otros profesionales. Las conversaciones son imprescindibles. De nada sirve tener una gran red de contactos, si nadie conoce quién eres o si no se ha creado el vínculo necesario para que te ayuden a cumplir tu objetivo. Y con el distanciamiento social, internet se ha convertido en un refugio donde las conversaciones cobran importancia y se estrechan lazos entre las personas con mayor facilidad que antes, estamos receptivos y empatizamos con los demás.

 

 

Conversación

 

Una vez que somos visibles para nuestro público objetivo, nos hemos posicionado como personas especialistas y se ha producido ese engagement es el momento de comenzar a conectar e incrementar nuestra red de contactos. Esa conexión se debe producir con un mensaje personalizado y alineado con nuestra propuesta de valor.

 

Por último, para saber si estamos gestionando correctamente nuestra presencia online es preciso medir resultados, ya que lo que no se mide, no se mejora.  Existen numerosas métodos y herramientas que nos indican si estamos teniendo éxito, qué tipos de contenidos interesan más o cuáles tienen mayor engagement.

 

TIPS PARA MEJORAR LA MARCA PERSONAL

 

La marca personal debe ser fiel reflejo de la identidad 1.0 del profesional. Nos movemos en un mundo donde las fake news se dan por buenas sin contrastar y los bulos se viralizan, por este motivo es imprescindible proporcionar evidencias acerca de nuestro trabajo, logros, valores y acciones. La coherencia y autenticidad son dos valores en alza.

 

Si queremos posicionarnos debemos conocer en qué radica nuestras diferencias, que es lo que nos hace únicos y valiosos en relación al resto de la competencia.

 

La clave del engagement son las emociones que generamos en los demás, por ello es conveniente que humanicemos nuestra marca personal y dejemos traslucir los valores que nos inspiran.

 

Una Marca personal fuerte conlleva estar aprendiendo constantemente si se quiere ser referente en el sector, y conocer las tendencias del tema en el que se quiere posicionar.

 

La gestión adecuada de la marca personal requiere tiempo y mucho, mucho, esfuerzo, no se consigue en dos, tres meses de confinamiento y se necesita una estrategia y un plan de acción para no desviarse del camino.

 

CONCLUSION

 

El devenir de los acontecimientos marcará la pauta de nuestra vida laboral y social. Lo único que podemos hacer es prepararnos y adaptarnos a los cambios que se sucedan, superando los retos que se presenten con los pies en el presente y la mirada en el futuro.

 

El ADN del profesional es la suma del pasado, del presente y de su preparación ante este futuro incierto. Cuántos más recursos dispongamos, mejor nos adaptaremos. El futuro depende de las decisiones y acciones de nuestro presente; El futuro lo vamos tejiendo con hilos del hoy.

 

La acción a seguir:

Ponernos en valor para que nuestra marca personal brille

 

* Este post surge a raíz de las preguntas realizadas por Montse Mateos para el artículo de Expansión y Empleo “Y usted, ¿ha creado una nueva marca personal mientras estaba confinado?

 

 

 

 

 

Acerca de Marta Mouliaá

Consultora de Marca personal y desarrollo profesional. Gestión y atracción de talento. Formadora y conferenciante. Gestión entornos digitalizados. Otras más por descubrir

www.orientamartamouliaa.es

 

 

 

 

Orientacion profesional para el exito laboral

Orientación Profesional para alcanzar la Supervivencia o Éxito Laboral

 

Nos encontramos en un momento antes nunca vivido, si estábamos preocupados/as por cómo afectaría la Transformación digital a los sectores económicos y a los/as profesionales, la vida nos da una vuelta de tuerca más, y aparece el Covid-19 creando un terremoto bajo nuestros pies.

 

Ahora más que nunca, no podemos rendirnos ni tirar la toalla. Las soluciones que en otras ocasiones funcionaban, ahora no son válidas. El entorno VICA (Volatil, Incierto, Complejo y Ambiguo) que se hace más cierto que antes, exige respuestas creativas, colaborativas y basadas en el bien común. Las Administraciones, organizaciones y profesionales hemos de aprender a pensar “fuera de la caja”, crear y tejer una red a través de plataformas colaborativas donde la “inteligencie colectiva” sume, y enfocada a una conciencia social en la que solo venceremos si la sociedad sale fortalecida.

 

Es un hecho que aquellas empresas y profesionales que habían culminado el proceso de digitalización, tienen un músculo más fortalecido para hacer frente a la crisis, así como aquellos sectores y profesiones que se han visto como necesarias para hacer frente a esta crisis. No podemos perder de vista esta evidencia si queremos salir airosos del proceso.

 

¿Qué es lo que podemos hacer los/as profesionales para adaptarnos a los acontecimientos? La clave se halla en detectar los elementos que están en la ecuación de nuestro éxito profesional y en los que tenemos el control, para realizar los cambios o las acciones precisas.

 

INFORMACIÓN

 

En un mundo donde la economía se tambalea y algunos sectores y puestos de trabajo puede peligrar, la información es poder. Se debe estar al tanto de la actualidad económica, de los cambios que se están produciendo en el sector y en la profesión que cada persona desarrolla. Solo de esta manera, se puede ANTICIPAR A LOS CAMBIOS que se vayan produciendo y ADAPTARSE con rapidez.

 

Conocer cuáles son las tendencias, que puestos son los más demandados, cuáles son las tecnologías que están transformando el sector, que necesita el cliente y/o consumidor en estas nuevas circunstancias, que competencias demandan las empresas o cuales son aquellas que no encuentran en los candidatos/as, entre otras.

Si quieres profundizar más en Cómo realizar un Análisis del Entorno clica aqui

 

DIAGNÓSTICO DE SITUACIÓN

 

Una vez que hemos recabado esa información, el paso siguiente es realizar un diagnóstico de situación. Es el momento de realizar una auditoría y comprobar en que punto de inicio estás ya sea una organización, persona emprendedora o profesional. Y Redefinir, ante esos nuevos datos e información obtenida, cuál es el OBJETIVO a alcanzar.

 

Si quieres profundizar en la Auditoría de Autoconocimiento clica aqui

 

PLAN DE ACCIÓN

 

Revisar la situación de partida en comparación con el objetivo al que se ha de llegar (resultado de la información recopilada), y trazar un PLAN DE ACCIÓN a fin de alcanzar dicho objetivo.

 

En ese plan de acción es conveniente que se defina el procedimiento y cómo se vas a llevar a cabo. Clave para el éxito del plan es anotar que indicadores o KPIs se va a utilizar para su comprobación. Lo que no se mide, no se mejora.

 

COMPETENCIAS

Si eres un profesional, ese plan de acción requiere que entre otras cuestiones reflexiones sobre las COMPETENCIAS QUE DEMANDAN LAS EMPRESAS PARA TU PROFESIÓN O EN TU SECTOR.

 

Qué competencias técnicas se están demandando en relación al objetivo marcado, quizá conocimiento de nuevas tecnologías o herramientas digitales, o una titulación académica, por ejemplo. Por otra parte, también es recomendable que te fijes en aquellas competencias transversales (cualidades personales) que están requiriendo las empresas, como pueden ser creatividad, resiliencia, compromiso, actitud positiva, adaptación al cambio, capacidad de aprendizaje, pensamiento crítico, entre otras.

 

Si quieres conocer cual son las soft skills (habilidades blandas) y hard skills (habilidades duras o técnicas) que necesitaban las empresas en 2020 según LinkedIn, clica aqui

 

Las acciones de tu presente, configuran tu Futuro. Por este motivo, es importante adquirir las competencias necesarias y elaborar ese plan de acción para obtenerlas. Actualmente hay muchas formaciones online gratuitas y de pago, de calidad, si quieres puedes clicar en el siguiente enlace donde encontrarás plataformas de Moocs. Diseña tu propio itinerario, elige la formación que más se adecue a tu objetivo, resérvate esas horas de tu tiempo a formarte e implícate en tu desarrollo profesional en el que saldrás ganando.

 

La Digitalización no es una opción, es una competencia imprescindible para los tiempos actuales si queremos no solo sobrevivir sino tener éxito. Digitalización es adquirir conocimientos en las tecnologías que afectan a nuestro puesto de trabajo, pero también es aprender las herramientas para llevar a cabo nuestro trabajo y los recursos que existen en Internet.

 

MARCA PERSONAL

Aprende a GESTIONAR TU MARCA PERSONAL, las personas con marca personal blanca son invisibles en estos tiempos de internet, de redes sociales y del boca a boca. La Marca personal no se crea, la tienes de serie, son aquellos talentos en los que destacas, los valores que muestras y emociones que generas, y que los demás vinculan contigo.

 

El resultado de tener una marca personal fuerte es ser “conocido” lo que significa ser visible ante los demás, “reconocido” en aquellos talentos en los que se es excepcional, “memorable” porque las empresas se acuerdan de ti en el momento que surge la necesidad de contar con un profesional de tus características, y “elegible” al ser la opción seleccionada.

 

Realizar una “auditoría” del estado de la marca personal es importante para detectar qué se debe mejorar y cómo. A continuación te incluyo el nombre de las tres personas que para mí son referentes en esta cuestión: Guillem Recolons, Andrés Perez Ortega y Eva Collado.

 

NETWORKING

Otra de las cuestiones a tener en cuenta, si se quiere tener éxito laboral es establecer contactos de calidad y de confianza, NETWORKING. Crear una red de contactos profesionales (de calidad) con el fin de establecer sinergias basadas en la confianza y en la ética, en donde los y las profesionales aportan valor a la relación y ambos se benefician.

 

Según un estudio realizado por Lee Hecht Harrison del Grupo Adecco: “sólo el 20% de las ofertas de empleo que se generan en España es visible”. Esto significa que el otro 80% permanece en lo que se denomina mercado oculto o no visible de las ofertas de empleo.

 

Y según otro estudio de la Universidad de Standford sobre la intensidad de las relaciones personales, señala que el 50% de los trabajos se encuentran a través de contactos personales, y de esa cifra, más del 60% de los trabajos/proyectos se acceden a través de los lazos débiles de nuestra red.

 

Así que hay que dedicar parte de nuestro tiempo a incrementar y mantener nuestra red de contactos. Ahora bien, tener éxito en esa creación de red de profesionales se basa en una serie de principios fundamentales: La red de contactos será mejor cuanto más diversa y heterogénea sea, cuántas más personas influyentes haya, cuanto más numerosa sea tu red y más interactúes con sus miembros. Las Conversaciones son imprescindibles porque de nada te servirá tener una gran red de contactos, si nadie sabe quién eres o no has creado el vínculo para que te ayuden a cumplir tu objetivo.

 

Si quieres aprender cómo realizar Networking con éxito, puedes leer la Guía de Networking, clica aqui

 

Alcanzar el éxito laboral no es de hoy para mañana, es una carrera de fondo en la que se requiere

Actitud, Preparación, Motivación y un Plan de Acción con indicadores que nos muestren de manera fiable de

si vamos por buen camino o es preciso corregir el rumbo.

 

 

 

 

 

Acerca de Marta Mouliaá

Más de 23 años acompañando al talento en su desarrollo profesional. Experiencia de 15 años en selección de talento para organizaciones. Gestión en entornos digitales, redes sociales y creación de contenidos.  Personal Branding. Formadora. Conferenciante. Otras más por descubrir

www.orientamartamouliaa.es

 

 

 

 

 

Adaptación: Desajuste más Elección por @AnaRubioBorque

 

Adaptarse es la capacidad de ajustarse o acomodarse a una situación.

 

¿Te adaptas con facilidad? Y si no lo haces ¿qué hay detrás de ello?

 

Cuando hablamos de competencias, lo lógico es apuntar a tener una competencia lo más alta posible, es decir, puntuarla en una escala del 0 al 10 con un 10. Me doy cuenta que el sentido de valorar en una escala nuestra adaptabilidad, es algo relativo. Ya que la forma de puntuarnos, depende de cada situación y de que hasta qué punto esa adaptación es ecológica para nosotros. Entiendo por ecológica: sostenible con nuestro entorno exterior y nuestro “entorno interior”. ¿Quién dice que lo óptimo sea tener la capacidad de adaptarse a una situación al 100%?

 

Con esta pregunta, podría estar de acuerdo una persona, que se ve avocada a realizar una labor que no desea, a la que no le gusta su puesto/funciones, no se siente alineada con la forma de trabajo de su organización, a la que le cuesta levantarse cada dia o trabaja por debajo de su categoria profesional con salarios no adaptados a su aportación de valor (precariedad).

 

En esta competencia de adaptación, por consiguiente, tenemos que tener en cuenta el papel crucial que tiene “el desajuste” y que si lo hay, ese desajuste también tiene su misión o algo valioso que mostrarnos. Puede ser un desajuste por el que nos tengamos que poner manos a la obra a trabajar (admitirlo y salvarlo: acomodándonos al trabajo actual) o no (cambiar de trabajo).

 

El sentido más trascendental de la adaptabilidad, en este ejemplo, tiene que ver con  algo más interno, profundo y estable. Esa adaptabilidad tiene que ver con un alineamiento con lo que es importante para ti (identidad y valores).

 

Asi que, si estás descontento a nivel laboral, por distintas razones, y te estás planteando continuar o cambiar, te lanzo unas preguntas, esperando te sean útiles y valiosas.

Read More
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad