Reglas de comportamiento en la Red “Netiqueta”

Es importarte que sepamos comportarnos correctamente cuando nos relacionamos a través de internet, porque está en juego nuestra Marca Personal, no sólo se nos va evaluar por lo que decimos sino también por su ausencia o cómo lo decimos. De ahí la importancia, de conocer y aplicar el protocolo.

 

Esta imagen refleja las normas de comportamiento que debemos enseñar a los niños (y a unos cuántos adultos) para que aprendan a vivir en sociedad con educación y urbanidad. He observado que aquellas reglas que nos parecen correctas en la vida real, cuando pasamos al 2.0 desaparecen, en muchos de los casos, por arte de magia. Hay quienes se mueven por las redes sociales como un elefante por una cacharrería.

 

Al protocolo en internet se le llama “Netiqueta” que viene de la unión de Red en inglés (Net) y Etiqueta en francés (etiquette), y consiste en un conjunto de normas de comportamiento que toda persona que interactúa con otro debe seguir, tanto sea en el correo electrónico como en foros, blogs, chat, redes sociales (Twitter, Tuenti, Facebook…) y profesionales (Linkedin, etc)

 

Fue así como en 1995 se elaboró un documento por el IETF Internet Engineering Task Force, un grupo de Trabajo de Ingeniería de Internet, que intentaba regular las comunicaciones en la red; este documento fue llamado RFC1855 (Request for Comments 1855), en el que se indicaban las siguientes reglas:

 

Regla 1: Nunca olvide que la persona que lee el mensaje es otro ser humano con sentimientos que pueden ser lastimados.
Regla 2: Adhiérase a los mismos estándares de comportamiento en línea que usted sigue en la vida real.
Regla 3: Escribir todo en mayúsculas se considera como gritar y, además, dificulta la lectura.
Regla 4: Respete el tiempo y el ancho de banda de otras personas.
Regla 5: Muestre el lado bueno de sí mismo mientras se mantenga en línea.
Regla 6: Comparta sus conocimientos con la comunidad.
Regla 7: Ayude a mantener los debates en un ambiente sano y educativo.
Regla 8: Respete la privacidad de terceras personas.
Regla 9: No abuse de su poder o de las ventajas que pueda usted tener.
Regla 10: Excuse los errores de otros. Comprende los errores de los demás igual que esperas que los demás comprendan los tuyos. Estos imperativos, o mandamientos, se pueden sintetizar en dos: Ponerse en el lugar del otro siempre que utilicemos la red y pensar que el otro no es siempre como yo.

 

Desde 1995 a la fecha actual han surgido algunos nuevos modelos de comunicación a través de internet, y debemos reflexionar si estamos haciendo un buen uso de las normas de protocolo y si nos relacionamos con respeto. Tenemos que tener en cuenta que si queremos mejorar nuestra marca personal en la red, debemos cuidar el qué decimos, cómo lo decimos y por qué vía lo expresamos.

 

La mayoría de las normas son de sentido común aunque a veces sea el menos común de los sentidos…, pero poniéndonos un poco más serios, señalo a continuación algunas reflexiones:

PRESENTACIONES.

 

Trabajando en selección de personal, me he encontrado un número considerable de correos electrónicos de candidatos/as para optar a puestos de empleo en los que solo estaba el curriculum vitae adjunto, y en el cuerpo de texto, vacío. Como orientadora laboral, he tenido que advertir a muchas personas que en correos relativos a ofertas de empleo es preciso “siempre” incluir un saludo, redactar una presentación de la candidatura similar a un “elevator pitch” y terminar con una despedida.

 

Igual que en la vida real no abordas a las personas que no conoces directamente y les cuentas tus problemas, lo mismo ocurre en el mundo digital. Si quieres que alguien te acepte en su red de contactos, es preciso presentarte previamente a tu interlocutor, dedica unas líneas en la solicitud e indica qué tenéis en común, que conocidos o intereses compartís, etc. Seguro que a la persona que pides ese contacto, valora el esfuerzo y tienes menos probabilidades que deniegue la petición.

 

PROMETISTE, CUMPLE.

Hay algunas personas que en base al anonimato que ofrecen las redes, se comprometen a realizar acciones, resolver dudas, ayudar… pero sin ninguna intención de llevarlo a cabo, solo son palabras huecas. Porque creen que eso va a contribuir a mejorar su imagen de persona colaborativa y generar marca personal. Se amparan en ese anonimato que es la red, parece que nadie va a comprobar si han cumplido o no.

 

Se debe ser auténtico en los comportamientos, y no hacer nada que no te gustaría que te hicieran a ti. Si te ofreces, cumple. Aunque parece que la red es anónima, eso no es cierto, hay muchas personas que te observan, y puede haber alguien que comunique tu informalidad o tu incumplimiento, piensa que aunque sea solo por ese motivo, no te conviene destruir tu marca personal.

 

OFENSAS Y DISCULPAS.

Cuando escribimos un correo electrónico, una entrada en el blog, un comentario en alguna red social,… en función de la temática de la que estemos hablando, tenemos que revisar nuestras palabras y pensar si lo que estamos escribiendo se puede malinterpretar y si el tono es el adecuado, sobre todo en los casos en los que se está interactuando con algún interlocutor y hay discrepancia.

 

Cuántos malentendidos y agravamiento de los conflictos se han generado por no explicarse adecuadamente. Y lo que es peor, no nos disculpamos todo lo que debiéramos. Parece que los errores que cometemos se los lleva “la nube de internet”, y la incorrección o equivocación que hemos cometido contra alguien en este instante al pasar unos minutos o unos cuántos tweets, ya nadie lo recuerda. Pero eso no es cierto, se acuerda esa persona, “y lo que está en Internet se queda en Internet”. Hemos de ser auténticos y humildes, reconocer el error y pedir disculpas.

 

Piensa que puedes cometer un delito según el artículo 18 de la Constitución Española y la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen. Lo mismo ocurre cuando por expresar una opinión, difamas o críticas. Ten cuidado y compórtate en la red, argumenta y razona, se constructivo.

 

SI NO TE PERTENECE, PIDE PERMISO.

 En la red, es muy común la existencia de personas que se apropian de parte o de todo el contenido que ha generado otra persona como si fueran propias, o que escriben frases de un autor sin mencionarlo. Si quieres actuar correctamente “nombra siempre a tus fuentes o al autor”, también puedes incluir un enlace que lleve al texto original o a su web. No nos damos cuenta que engrandece reconocer al propietario e incorporarlo en nuestro artículo como fuente y referente. Haz con los demás lo que te gustaría que hicieran contigo.

 

Si estás en Instagram, Facebook o cualquier red social donde se suben fotos o videos, pide permiso para etiquetar a las personas. Quizá no quieran que su vida o ese determinado evento sea público. Se respetuoso con la intimidad de cada persona, ya que después de etiquetado y de su circulación, es muy difícil eliminar todo rastro.

 

A continuación, menciono e incluyo enlace a las webs donde aparecen algunas herramientas sobre detección de plagio de contenido: whatsnew y de Universia, además de Cómo retirar contenido de Google.

 

SI TIENES DUDAS, PREGUNTA.

 En muchas ocasiones cuando es la primera vez que accedemos a redes sociales, aplicaciones, programas, etc. desconocemos su funcionamiento y lo que implica aceptar invitaciones o simplemente dar al botón de aceptar cuando la aplicación nos hace preguntas sobre permisos que no entendemos y nos suenan a “chino”. No pasa nada por ignorar invitaciones de personas que no conoces, hasta que tengas la seguridad de cómo funciona el sitio digital donde estás.

 

Puedes encontrar muchos tutoriales y manuales explicativos sobre cualquier tema en los motores de búsqueda, así como en foros. Acerca de la seguridad puedes acudir a la plataforma del Instituto Nacional de Ciberseguridad de España (INCIBE) donde tienes Guías de ayuda para la configuración de la privacidad y seguridad de las redes sociales.

 

SI TE HICIERON UN FAVOR. AGRADECE

 Te resolvieron una duda en un foro, contestaron enviándote la información que solicitaste a tu correo electrónico, etc. Agradece a tu interlocutor, es una persona que te ha dedicado su tiempo.

EDUCACIÓN EN LA RED:

“Ponte en el lugar del otro y piensa que el otro, 

no es siempre como yo”

 

 

 Publicado originalmente en Blogempleo.com