Marca personal, valores, y personas inspiradoras

Actualmente nos encontramos en un entorno cambiante, VUCA (vulnerable, incierto, complejo y ambiguo). Los acontecimientos que hacen temblar nuestra economía, sociedad y modelo de vida se producen cada vez, de manera más rápida e inesperada. La crisis financiera, la nueva era digital y ahora la crisis del coronavirus, que nos da otra vuelta de tuerca. No hay referentes anteriores, es preciso que para salir airosos de esta situación crítica, aportemos a las soluciones: tecnología, creatividad, innovación, colaboración, solidaridad, y valores .

 

Como consecuencia de este cambio de ciclo, surge una corriente de conciencia social y de empoderamiento de las personas, que ha hecho que desde las organizaciones, administraciones y la sociedad, se coloque al individuo en el centro de la ecuación y sea parte de la solución, poniendo en valor a las personas. Ejemplo de ello es la Responsabilidad social corporativa, las empresas B-Corp que equilibran el propósito social y los beneficios económicos, la asunción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). O con ejemplos más concretos, como las empresas están poniendo el foco en la experiencia del cliente o del empleado, el surgimiento de movimientos participativos o plataformas colaborativas, y el auge de la marca personal, entre otras.

 

Ese empoderamiento y conciencia social, tiene una relevancia especial en los/as profesionales. Nuestra marca personal ha de ser reflejo de nuestros valores, debe mostrar una coherencia entre nuestros principios y nuestros comportamientos. De nada sirve, crearse una imagen falsa en internet que no corresponde con la realidad. Antes o después, se descubre. No todo vale. Y el fin, no justifica los medios.

 

Además, está demostrado que actualmente depositamos nuestra confianza en aquellas personas u organizaciones que nos inspiran, que son agentes de cambio, que nos impulsan a ser mejores, a crecer, que manifiestan valores y desprenden autenticidad.

 

El Barómetro Edelman Trust 2020 señala que:

 

  • Casi dos tercios de los consumidores compran según sus creencias, y el 81% está de acuerdo en que “una marca en la que puedo confiar” es una de sus principales razones para comprar.

 

  • El 73% de los empleados esperan que un posible empleador, ofrezca la oportunidad de dar forma al futuro de la sociedad de una manera positiva.

 

El estudio llega a la conclusión que “las personas otorgan su confianza en base a dos atributos: competencia (cumplir las promesas) y comportamiento ético (hacer lo correcto y trabajar para mejorar la sociedad). La confianza está indiscutiblemente vinculada a hacer lo correcto. El estudio profundiza en que significa para las personas y organizaciones “lo que es correcto”, midiendo el propósito, la visión, la honestidad y la equidad como las dimensiones del comportamiento ético.”

En cuanto a la confianza en las marcas señala que “la influencia se construye a través de la autoridad y la empatía, con expertos de la industria y personas como ellos . Son considerados los más creíbles ( 60% y 59%, respectivamente)”. Este dato refleja que las personas creemos más en otras personas, que en las empresas u organizaciones. Y nuestra fe se deposita, no solo en quienes tienen una marca personal auténtica, sino que además nos inspiran y provocan en nosotros un deseo de cambio (a ser mejores, a avanzar, a la acción…)

Para finalizar, traslado alguna de las conclusiones del Estudio “ante las crisis mundiales, la acción y la promoción conducen a la confianza. La confianza de la marca ahora vive en la intersección donde convergen los problemas personales y sociales, y donde las palabras están respaldadas por la acción. Ahora es el momento para que las marcas tomen una posición y aboguen por el cambio, inspiren esperanza y usen su escala para mejorar la sociedad”.

 

Si queremos actuar desde el comportamiento ético, las organizaciones deben crear valor para todos los grupos de interés, desde los accionistas, personas empresarias, profesionales que prestan sus servicios, clientes, proveedores, comunidades, la sociedad y el planeta.

 

Muchas organizaciones no son conscientes del valor de las personas que forman parten de ellas, tanto a nivel individual como colectivo. Cuentan con un equipo de personas valiosas para ser el agente de cambio que requiere la sociedad, y con numerosos embajadores internos para ser transmisores de esa confianza que necesitan las personas.

 

MARCA PERSONAL DE QUIEN INSPIRA A LOS DEMÁS

 

¿Qué es inspirar? Según la Real Academia de la lengua es “Infundir o hacer nacer en el ánimo o la mente afectos, ideas, designios, etc.” “Iluminar el entendimiento de alguien y mover su voluntad”. Por lo tanto, inspiras a una persona, cuando logras que cambie sus comportamientos negativos o le mueves a la acción, entre otras.

 

Desde la observación de personas que inspiran a los demás y que son grandes profesionales, destaco lo que son para mí, algunas CLAVES de su MARCA PERSONAL y como lo consiguen.

 

¿Qué es Marca Personal? Es la identidad que los demás perciben de cada uno de nosotros/as. La definiría como aquello que nos hace únicos/as y excepcionales (la suma de los valores, talentos y las emociones que generamos en las demás personas), que perciben, identifican y vinculan con nosotros/as. La marca personal debe ser reflejo de la realidad, no puede estar adulterada ni desvirtuada. La marca personal ni se crea ni se elimina, se gestiona (Personal Branding).

 

Marca Personal Marta Mouliaa

 

Propósito inspirador

 

El propósito, significa identificar cuál es tu misión en el mundo, tú por qué, el motivo por el que te levantas cada mañana.

 

Inspiran a los demás, aquellas personas que trascienden y van más allá, conectan sus valores personales a su propósito.  Son auténticas, coherentes, y generan impacto positivos en los demás y por extensión, en la sociedad. Nos hacen cuestionarnos sobre nosotros/as y/o el mundo, nos hacen revisar nuestra escala de valores y la coherencia con nuestras acciones y comportamientos. Generan en nosotros/as un cambio.

 

Bien Común

 

Su propósito, valores y acciones están alineadas con la sostenibilidad (ODS), y tienen un compromiso con la sociedad y con el planeta.

 

Las personas y organizaciones que se preocupan por mejorar su entorno, que se implican y que de una manera generosa dedican su tiempo, ideas y recursos a tal fin, son agentes de cambio que inspiran a otras personas o entidades, a hacer lo mismo.

 

Evidencias

 

En una sociedad donde muchas noticias e informaciones son fake news, se hace necesario demostrar que la marca personal es un fiel reflejo de la identidad real de las personas. Las personas con una marca personal que inspiran a las demás tienen CREDIBILIDAD, no hay trampa ni cartón, lo que ves es lo que hay.

 

Por lo tanto, es imprescindible proporcionar evidencias acerca de nuestro trabajo, logros, valores y acciones. Nuestras acciones y logros hablan de cómo transformamos nuestro presente y de lo que somos capaces de hacer en el futuro.

 

«El ejemplo no es lo principal para influir en los demás. Es lo único». Albert Schweitzer.

«Sé el cambio que quieres ver en el mundo». Mahatma Gandhi.

 

Emocionar

 

Las tecnologías nos ayudan y simplifican nuestra vida y la forma de trabajar. Utilizamos herramientas digitales para amplificar la visibilidad de nuestra marca personal, pero no nos debemos olvidar que quienes las manejamos, somos los/as profesionales.

 

Las relaciones personales y profesionales…se hacen de persona a persona. Así que las conversaciones son las herramientas más poderosas que existen para generar confianza, inspirar y dejar huella. Sin olvidar que las emociones positivas que generamos en los demás, son la clave de la confianza.

 

Las personas que inspiran, humanizan su marca personal (eligiendo el momento y el canal adecuado): Transmiten sus emociones positivas, valores, conectan con los demás y suelen mostrar una parte personal en su publicaciones, conferencias, formaciones, conversaciones, entre otras.

 

 

Contenido

 

Quien comparte contenido de valor, se erige como un/a profesional referente. Un valor que determinan los demás, y que debe dar respuesta a sus preocupaciones, sus necesidades e inquietudes. Generan contenido de calidad.

 

¿CONOCES ALGUNA PERSONA / ORGANIZACIÓN INSPIRADORA? ¿AÑADIRÍAS ALGUNA CARACTERÍSTICA MÁS?

 

 

A continuación, os dejo dos videos que recomiendo ver:

Video de Simon Sinek, en una charla TED en la que explica “Cómo los grandes líderes inspiran la acción”

 

¿Qué significa transformar?  de Álvaro González-Alorda

 

 

 

 

Acerca de Marta Mouliaá

Consultora de Marca personal y desarrollo profesional. Gestión y atracción de talento. Formadora y conferenciante. Gestión entornos digitalizados. Otras más por descubrir

www.orientamartamouliaa.es

LinkedIn