Cuando el feminismo despierte, el Mundo mejorará

Cuando el Feminismo despierte, el Mundo mejorará

Hoy quiero hacer un artículo reivindicativo y feminista, porque la discriminación de la mujer en el entorno laboral y la brecha de género sigue siendo una asignatura pendiente. Creo que conviene aclarar que el feminismo reclama la igualdad, no la supremacía de la mujer sobre el hombre. Lo señalo porque me sigue sorprendiendo que haya personas, que digan lo contrario para desacreditarlo.

 

Considero que existe una falsa percepción en la sociedad sobre la igualdad de género. Si se hiciera una encuesta en la calle, la mayoría de las personas responderíamos que creemos en la igualdad y la no discriminación por razón de género, y que además somos coherentes en nuestras vidas. Sin embargo, si preguntásemos sobre las costumbres cotidianas, los comportamientos, o sobre lo que se vive en los trabajos se podría comprobar con total certeza que debajo de ese marco “teórico” de igualdad, subyacen micromachismos y en algunos casos una gran desigualdad.

 

En el informe elaborado por Belén Barreiro Barómetro del Feminismo “El feminismo en España, ¿burbuja o realidad” se señala que el 82% de la población española cree que en este país existe desigualdad entre mujeres y hombres con respecto a sus derechos sociales, políticos y/o económicos.

 

No podemos negar que la historia, la sociedad y el poder ha sido ostentado por hombres, y que la historia como decía Cristina Aranda en una charla TEDx, la ha escrito “un hombre blanco, judeo cristiano, heterosexual y sin discapacidad, y que para él los demás somos “diversidad””.

 

Los hombres al nacer, ya tienen unos privilegios adquiridos que les viene de fábrica. Y aunque se ha avanzado bastante, también es cierto que seguimos perpetuando los roles que la sociedad tradicional nos impone.

 

 

1. LA MUJER y la BRECHA DE GÉNERO

 

En la sociedad y en la cultura patriarcal en la que nos hemos educado, hay multitud de barreras tanto perceptibles como invisibles, esas barreras impiden que las mujeres  desarrollemos todo nuestro potencial. Por norma general desde pequeñas recibimos mensajes que nos condicionan a desempeñar un rol, unas tareas y unas capacidades determinadas, incluso somos nosotras mismas las que en muchas ocasiones nos cortamos las alas.

 

Según Wikipedia, los estereotipos de género son el conjunto de ideas preconcebidas utilizadas para explicar el comportamiento de varones y mujeres, generadas en torno a la idea sobre cómo deben comportarse y los papeles que deben desempeñar en el trabajo, la familia, el espacio público además de cómo deben relacionarse entre sí.

 

Los estereotipos de género se incorporan a través del aprendizaje en la socialización y con frecuencia no existe justificación racional. Sin embargo, influyen en actitudes y conductas. Generalizando y como ejemplos: si un hombre dirige, le llaman líder y a la mujer, mandona. Un hombre puede ser fuerte pero si lo es una mujer, se le puede tachar de fría. Un hombre puede ser ambicioso y a la mujer, calculadora. La mujer se le califica de sensible, obediente, servicial y al hombre de intrépido, aventurero, fuerte y líder.

 

 

Video que significa hacer algo como niña

 

CREENCIAS

 

En la brecha de género, también intervienen las creencias personales, son ideas o pensamientos considerados como verdaderos. Y esas creencias llevan a la persona a tomar decisiones y a comportarse de una manera determinada. Pueden ser creencias generadas por la persona o ideas que nos han transmitido desde la infancia.

 

En el caso de la desigualdad de género, hablaríamos de creencias limitantes porque es una percepción de la realidad que nos impide crecer o desarrollarnos profesionalmente. Si nosotras creemos que no somos capaces, el cerebro ya nos predispone para ello y nos influye en la toma de decisiones o en la actuación.

 

La buena noticia, es que las creencias se pueden cambiar. El primer paso es identificarlas “despertar y ser conscientes” y así podremos realizar un cambio de creencia.

 

Read More

La Era Digital y su impacto en el empleo

Actualizado 10/11/2017

 

Dice un proverbio Árabe:

“Cuando sopla mucho el viento,

hay quién levanta muros y otros que construyen molinos de viento”.  

 

La Economía y la Transformación Digital son temas que sigo con sumo interés, me producen sentimientos encontrados. Por un lado, me apasiona esta 4ª Revolución Industrial o revolución de la Industria Inteligente por las innumerables posibilidades de mejora que ofrece en todos los aspectos, y porque es un punto de inflexión y  cambio de concepción de la vida y la economía como ha venido siendo hasta ahora. Y por otra parte, me preocupa el impacto que puede ocasionar respecto al empleo y negocio de las empresas, si no se le pone remedio de manera eficaz e inmediata.

 

1. La Economía Digital y la Revolución 4.0

 

La Revolución 4.0 ha llegado, y poco a poco está transformando todos los sectores económicos, nuestros hábitos de consumo, de relacionarnos y la concepción de la vida. De nada sirve esconder nuestras cabezas como los avestruces y no reconocer que ha llegado para quedarse. Empresas tecnológicas y colaborativas como Uber, Social car, Airbnb, etc están rompiendo las reglas del juego de los sectores tradicionales.  Nuevas tecnologías como el cloud computing, Internet de las cosas, la Inteligencia artificial o el machine learning, entre otras, están contribuyendo a que las empresas tradicionales comiencen su transformación digital.

 

De ahí la importancia de que todos los sectores económicos y las empresas ya sean grandes, pymes o autónomos incorporen las Tecnologías de la información y de la comunicación en sus procesos, productos o servicios y modelos de negocio. Pero la Transformación digital no consiste solo en incorporar tecnología a las empresas.

 

Según  Brian Solis, principal analyst de AltimeterGroup, “es un proceso interno que debe comenzar con las personas que trabajan en la empresa y en su forma de llevar a cabo su trabajo, hasta llegar a su concepción del cliente y del mercado. Paralelamente se debe desarrollar un proceso externo de aplicación de la tecnología en la empresa, en torno al cliente y su satisfacción.”

 

Read More

Economía y Empleo en un mundo Digital

Antes de comenzar el post, he de señalar que para prepararlo me he documentado en las siguientes fuentes:

 

 

Nuevos sectores emergentes TIC

Las nuevas tecnologías están generando cambios en todos los ámbitos y sectores económicos. En lo personal, en la sociedad, en los recursos humanos, en el empleo, en la educación, incluso nos encontramos en un momento en que se están redefiniendo sus bases.

 

Aparecen nuevos sectores emergentes que surgen gracias a la existencia de las Redes Sociales o al manejo del Big Data. 
Unido a estos nuevos sectores, hay otros que de manera transversal nacen a su amparo, como es el Desarrollo de Contenidos, el Marketing Digital, el Social Media, el Diseño y Desarrollo en entornos digitales, el Mobile Marketing, la Analítica Digital, el E-commerce , etc.

 

Nuevos conceptos van apareciendo que se suman a internet como red de comunicación, Internet de las Cosas (concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con internet.), Cloud-computing (como describe Ticbeat, en un post sobre el tema, es una concepción tecnológica y un modelo de negocio en el que se prestan servicios de almacenamiento, acceso y uso de recursos informáticos esencialmente radicados en la red y otros tienen un gran potencial de crecimiento), y todo lo relacionado con los Dispositivos móviles, comos las APPs y los Videojuegos.
Como constatación de ello, el Informe del SEPE indica que las principales novedades tecnológicas se van a realizar en las siguientes áreas:

 

Nuevos perfiles profesionales

  • Faltan Profesionales TIC

Todo ello hace que actualmente se demanden trabajadores con nuevos perfiles y que sus funciones varíen a golpe de avances tecnológicos constantes. Es un hecho comprobado que las empresas no disponen de personal cualificado para ciertas tareas o puestos, no existen tampoco itinerarios formativos para la capacitación de estos nuevos trabajadores digitales o con competencias digitales. Estos nuevos perfiles, requieren una alta cualificación y una formación multidisciplinar.

Read More

Todo lo que te interesa saber sobre el Teletrabajo

El Teletrabajo es una forma de trabajo  que se desarrolla fuera de las oficinas o instalaciones de la empresa y  a través del uso de las nuevas tecnologías de la comunicación TIC. Los objetivos del teletrabajo son entre otros,  favorecer la flexibilidad de las empresas en la organización del trabajo, aumentar oportunidades de empleo y conciliar vida personal-familiar y laboral.

 

El Teletrabajo puede ser fomentado por la empresa: se reducen costes, se eliminan tiempos inactivos, es una manera de captar buenos profesionales y disponer de empleados sumamente cualificado que viven en otro lugar y no cambiarían su residencia por trabajar en esa empresa, ayuda a reducir el absentismo laboral, entre otras. También puede ser propiciado por el empleado: elimina tiempo de desplazamiento al centro de trabajo, favorece la conciliación familiar y aumenta la calidad de vida.

 

A parte de las ya comentadas, las Ventajas que se pueden destacar para el TeleTrabajador, son las siguientes: Horario Laboral flexible con mayor autonomía. Se reducen los desplazamientos, con lo que se ahorra tiempo y dinero y se reduce la fatiga. Menor estrés y más tiempo libre, mejor rendimiento que en la oficina. Aumento de la productividad. Más vida familiar. Mejor integración laboral de personas con discapacidad. Modalidad que  permite la especialización en el trabajo autónomo e independiente. Implicación en el trabajo, con mayor dedicación y compromiso.

 

Las Ventajas que se pueden destacar para la Empresa, son las siguientes: Mayor productividad debido a la implantación del trabajo por objetivos. Eliminación de control horario. Reducción de costes: de productividad, de infraestructuras, así como de personal. Acceso a contratar profesionales de alto nivel e independientemente de su ubicación geográfica. Eliminación del absentismo laboral. Facilidad de expansión geográfica.

 

Las Desventajas para el Teletrabajador son fundamentalmente  una falta de ambiente laboral y una eliminación de las relaciones sociales en la empresa. Es un trabajo solitario y no todas las personas están capacitadas para llevarlo a cabo, puesto que algunos necesitan socializarse en el trabajo. Además es preciso  ser muy disciplinado para  separar el trabajo y la vida familiar o el ocio, puede incrementar conflictos dentro de la unidad familiar. Se debe combinar con deporte o alguna actividad porque si no puede provocar sedentarismo.

 

Respecto a la Empresa, se produce una menor identificación del trabajador con la empresa, y los departamentos de RRHH controlan en menor medida la motivación, interés o clima laboral. También es más difícil controlar la  confidencialidad de la información. Según en qué puestos de trabajo es  difícil medir los resultados y el desempeño de la actividad  de los teletrabajadores, y para  trabajos en equipo, o que precisan creatividad e innovación se rinde mejor de manera presencial.

 

Por lo tanto, el teletrabajo no sirve para todos los sectores ni para todos los puestos, solo  en aquellos que  el resultado del mismo se mide por objetivos o en proyectos.

Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies