Adaptación: Desajuste más Elección por @AnaRubioBorque

 

Adaptarse es la capacidad de ajustarse o acomodarse a una situación.

 

¿Te adaptas con facilidad? Y si no lo haces ¿qué hay detrás de ello?

 

Cuando hablamos de competencias, lo lógico es apuntar a tener una competencia lo más alta posible, es decir, puntuarla en una escala del 0 al 10 con un 10. Me doy cuenta que el sentido de valorar en una escala nuestra adaptabilidad, es algo relativo. Ya que la forma de puntuarnos, depende de cada situación y de que hasta qué punto esa adaptación es ecológica para nosotros. Entiendo por ecológica: sostenible con nuestro entorno exterior y nuestro “entorno interior”. ¿Quién dice que lo óptimo sea tener la capacidad de adaptarse a una situación al 100%?

 

Con esta pregunta, podría estar de acuerdo una persona, que se ve avocada a realizar una labor que no desea, a la que no le gusta su puesto/funciones, no se siente alineada con la forma de trabajo de su organización, a la que le cuesta levantarse cada dia o trabaja por debajo de su categoria profesional con salarios no adaptados a su aportación de valor (precariedad).

 

En esta competencia de adaptación, por consiguiente, tenemos que tener en cuenta el papel crucial que tiene “el desajuste” y que si lo hay, ese desajuste también tiene su misión o algo valioso que mostrarnos. Puede ser un desajuste por el que nos tengamos que poner manos a la obra a trabajar (admitirlo y salvarlo: acomodándonos al trabajo actual) o no (cambiar de trabajo).

 

El sentido más trascendental de la adaptabilidad, en este ejemplo, tiene que ver con  algo más interno, profundo y estable. Esa adaptabilidad tiene que ver con un alineamiento con lo que es importante para ti (identidad y valores).

 

Asi que, si estás descontento a nivel laboral, por distintas razones, y te estás planteando continuar o cambiar, te lanzo unas preguntas, esperando te sean útiles y valiosas.

 

¿Qué te hace sentir vivo, motivado y apasionado en el trabajo?

Y si tu trabajo te da vida, energía y motivación, estás de suerte ¡Disfrútalo!

Si hay algunas cosas que te dan vida, energía y motivación en tu trabajo ¡Aprecialas!¡Pónlas en el punto de mira y poténcialas!

Sino te toca seguir “rascando”…

 

¿Qué es lo más importante para ti a nivel laboral? ¿qué cinco cosas son las que más aprecias?

En la respuesta, a esta pregunta, podrás identificar tus valores profesionales (por ejemplo, dinero, ambición, sentido…); aquellos “pilares” en lo que te apoyas y que te permiten seguir avanzando. Profundiza en el significado de cada uno de ellos. Aquí tienes la brújula que va a marcar la dirección de tu adaptabilidad.¿Se adapta lo que es importante para mi a lo que tengo?

 

Si tuvieras que colocar esos valores por orden de prioridad ¿Cuál sería el más importante?

Como comentaba anteriormente, a veces, sabemos lo que valoramos pero no lo que más. Es crucial identificar nuestra piedra angular nº1. Si tenemos todas las demás y esta no, no creo que funcione el efecto de compensación.

 

De una escala, del 0 al 10, siendo 0 (no está presente) y 10 (está plenamente presente) ¿cómo valorarías cada una de estas cosas (valores) en tu actual trabajo?

Es interesante tomar conciencia, de manera concreta y objetiva, de cómo están cada uno de tus valores. Y viendo esa “radiografía”, si los niveles están muy bajos, puedas comprender con amabilidad, lo que te está ocurriendo: falta de sentido, desmotivación o incluso sufrimiento.

 

¿En qué medida, de forma global, obtienes de tu trabajo actual lo que es importante para ti ?

A la hora de tomar decisiones profesionales, muchas veces, vemos que un trabajo nos da unas cosas y otro trabajo, otras; nos puede dar el mismo número de cosas, pero tenemos que ser capaces de discernir: ¿Cuál te da lo que es más importante?

 

¿Hay alguna forma de salvar las diferencias que dependa de ti?

Si no se te ocurre una respuesta, no pierdas la esperanza. Te recomiendo leer el libro de Jobcrafting de Belén Varela, en el que nos plantea estrategias para “exprimir” el mejor zumo de nuestra “naranja” (capital), en el trabajo que tenemos, para sacarle mayor partido. Date esa oportunidad.

 

Si sigues teniendo dudas, puede que sea el momento de plantearte si quieres continuar o cambiar .

 

En caso de que te plantees la opción de mantenerte, ¿hay formas de poder sostener esa situación o algo en lo que poder apoyarte? ¿cuáles? ¿y cuales serían las consecuencias de hacerlo? ¿estás dispuesto a asumirlas?

En cualquier decisión, tenemos que hacer un balance beneficio-coste. En este caso, si te mantienes, en un trabajo que no deseas, tienes que tener claros los costes que va a tener para ti y establecer tus limites antes de que “se desborde el vaso”. Presta atención a las repercusiones en tu salud física, mental y emocional, y establece medidas de cómo cuidarte.

 

Como conclusión, recuerda, que detrás de un desajuste, siempre te queda la capacidad de elección. Adaptación: Desajuste más ELECCIÓN.

 

 

FIRMA INVITADA Ana Rubio Borque

Técnica y agente dinamizadora de proyectos de empleo, Sénior. Coach laboral.

“Personas & entusiasmo, ideas & creatividad”

http://www.linkedin.com/in/anarubioborque
 @AnaRubioBorque

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El mapa de mi futuro

Lo bueno de comenzar el año es que tenemos 365 días en blanco lleno de oportunidades. 365 días para diseñar el mapa de nuestro presente y nuestro futuro. Y todos empezamos desde la línea de salida.

 

Si bien es cierto que, hay personas que cuentan con más talentos o mayor preparación, no es excusa para que nosotros no comencemos a andar. En algún momento, ellos también iniciaron el camino. La clave es centrarnos en nosotros, no en los demás y si nos fijamos en ellos, que solo sea para tomar buen ejemplo y motivarnos.

 

Para diseñar “El mapa de mi futuro”, debemos detenernos a pensar sobre las preguntas esenciales de la vida ¿quién soy? ¿hacia donde voy? ¿Soy feliz con mi vida actual? Grandes cuestiones que se deben contestar con sinceridad, sin dejar entrar el autoengaño ni las justificaciones.

 

Para no quedarnos  bloqueados con estas preguntas, podemos plantearnos otras más sencillas que nos ayudaran a encaminar nuestros pasos, y a realizar el análisis: ¿Quién soy (a nivel personal) y quién quiero ser?, quizá haya pasado mucho tiempo desde la última vez que te hiciste esa pregunta y hayas cambiado desde entonces. ¿Quién soy como profesional y hacia donde quiero dirigirme. Qué ofrezco. Cual es mi propuesta de valor actual y futura?. ¿Existen diferencias entre lo que soy y lo que querría ser, y entre los dos ámbitos (personal y profesional)?¿Cómo afecta el impacto de la tecnología y la globalización en mi actividad profesional? 

 

Si se dispone de tiempo o se quiere realizar de manera más completa recomiendo utilizar el análisis DAFO personal (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades), que también incluye los factores externos/análisis del entorno o el CANVAS de la empleabilidad (en otro post detallaré en qué consisten y cómo hacerlos). Pero consciente que muchas personas cuando ven esta metodología, desisten del intento, prefiero mostrar esta versión resumida y más sencilla.

 

Así que, si quieres reflexionar sobre tu mapa personal y profesional, busca un momento de soledad para dedicar tiempo a este autoanálisis. Responde a las preguntas centrándote en anotar los valores, actitudes, cualidades o fortalezas y debilidades. Cuánto más profundas y detalladas sean las respuestas, mejor será.

Read More

Resumen en Tuitpíldoras La Gota del Exito

 

Gracias a las Redes Sociales me enteré de este evento, La Gota del Éxito, que se celebró el 14 de abril en Zaragoza, ciudad donde vivo. El tema sobre lo que iban a hablar los ponentes me pareció muy interesante, y más sabiendo que Francisco Alcaide era uno de ellos (reconozco que lo admiro y soy seguidora suya), y a los organizadores  del Evento David AsensioAlberto Joven y Jorge Gutierrez también los conocía virtualmente. Así que vi una oportunidad fantástica para aprender y conocer personalmente a aquellos con los que tenía contacto en el 2.0

 

La Gota del Éxito es un evento distinto, una jornada en la que destacados profesionales de la motivación, el coaching, la psicología y el desarrollo personal, comparten en diferentes e inspiradoras ponencias su visión, consejos y experiencia, impactando e impulsando a las personas a superarse y alcanzar el éxito en cualquier faceta de su vida. También es un evento solidario, con el claro objetivo de ayudar a las personas. Por ello, cada año da su apoyo a una causa. En esta segunda edición todo el dinero recaudado en el evento se aportó a la Fundación Carlos Sanz, una fundación de referencia nacional, cuyo objetivo principal es fomentar la donación de órganos a través del deporte y los deportistas de élite.

 

Quiero felicitar a los organizadores porque fue una tarde intensa y muy bien aprovechada. Me parece genial que haya iniciativas de este tipo promovidas por personas que se implican para beneficiar a una causa solidaria y además se comparta conocimiento sobre el aprendizaje para ser mejor persona, mejor profesional y tener éxito en nuestras vidas (con la descripción que cada uno quiera dar a su palabra éxito). Por ello le he preguntado a Alberto Joven  que nos contara para este resumen del evento, ¿Cómo y por que surgió la idea? Os dejo su respuesta:

 

“Jorge, David y yo, nos conocemos por contactos profesionales, hasta que un día, en una comida de trabajo entre los tres surge un… ¿y por qué no montamos algo en Zaragoza? ¿Y por qué no lo hacemos benéfico? ¿Y por qué no ayudamos a las personas a ser un poco mejores? Dicho y hecho. Nos pusimos a trabajar en ello.

En los ponentes buscamos que aporten a las personas, y por supuesto, que nos aporten a nosotros. En tiempos difíciles como los que estamos, siempre es positivo escuchar aportaciones de personas que pueden sumar, y si, como es el caso, incluyen vivencias personales, mejor que mejor.

¿Por qué benéfico? Porque en nuestra idea solo parte la premisa de ayudar, jamás de obtener un beneficio económico. Gracias a La Gota de 2015, muchos niños pudieron tener sus litros de leche para poder salir adelante, y gracias a la de este 2016, posiblemente muchos niños en exclusión social tengan un digno material escolar con el que ir a su colegio. ¿Qué puede haber mejor que esto?”

Cada una de las personas que intervino en la jornada fue dejando pequeñas píldoras de conocimiento que quiero compartir con vosotros. Como resumen he recopilado los tuits que fui publicando durante el acto y también el de algunas otras personas que asistieron al evento, se difundió con el hastag #LaGotaZgza.

Read More

Cuatro Competencias Clave para gestionar el Cambio y ser Feliz

Actualizado 18/11/2017

 

Adaptación, Aprendizaje, Esfuerzo y Pasión considero que son cuatro de las cualidades más importantes para ser Feliz en lo Laboral y en lo Personal.

 

En la Vida siempre hay alguna situación o circunstancia difícil que debemos afrontar. Nada conseguimos con seguir la regla del avestruz, esconder la cabeza y no hacer nada (a la larga suelen empeorar o estamos aceptando ser sujetos pasivos y que la vida “nos viva”).

 

Si quieres ser FELIZ aprende a encarar los acontecimientos como vienen

y si no te gustan, procura cambiarlos.

En caso de no poder actuar en ellos, acéptalos.

Nunca olvides, caminar hacia delante, y detenerte sólo para coger impulso.

 

Existen diversas circunstancias que pueden generar tristeza, amargura, ira, etc. en las que si no actuamos sobre ellas de una manera global, se pueden cronificar. Ejemplo de ellas, cuando por circunstancias ajenas a nosotros se produce un desempleo prolongado, dificultades económicas, cuando la persona simplemente tiende a ser negativa, a angustiarse ante pequeños problemas o ser fatalista…

 

Esas actitudes con la que algunas personas afrontan esas situaciones, no conlleva felicidad para uno mismo ni para los que le rodean. Por lo tanto debemos pensar que si peor no queremos estar ¿Por qué no realizamos un autoanálisis y cambiamos aquello que implique una mejora en nosotros mismos y con los demás?

 

Tenemos derecho a ser felices pero ha de empezar por uno mismo, en el interior. Y la buena noticia es que se puede aprender. Hay a nuestra disposición herramientas, recursos o incluso ayuda de profesionales. Pero es imprescindible tener la VOLUNTAD de querer CAMBIAR.

 

Hay quién hace del inmovilismo una bandera. Pero quizá aún no se han dado cuenta que el “yo soy así”, “a mis años no puedo cambiar” es un razonamiento equivocado. Cualquier persona, si lo desea y pone empeño puede modificar ciertos comportamientos o actitudes. El primer paso es darse cuenta y realizar autocrítica, luego poner el remedio para modificarlo.

 

La vida va poniendo pequeñas o grandes zancadillas a todas las personas sin excepción, y nosotros tenemos el poder de decidir si queremos afrontarlos o derrumbarnos y con qué Actitud encararlos.

 

 

Ante los problemas tenemos que aprender a ser prácticos. ¿De qué sirve obsesionarte en caso que no lo puedas resolver? No ganas nada con preocuparte, salvo dolor de cabeza y retroalimentar tu angustia.

 

Por ejemplo: Si perdiste tu trabajo de una manera que consideras injusta después de estar en una misma empresa “taintantos años”. ¿Consigues algo con esa ansiedad, odiar al mundo o a tu empresa? Lo único que obtienes son pensamientos negativos que se nutren a sí mismos y no salir de ese círculo. Te obsesionas.

 

Cuando no depende de ti cambiar esa situación ¿Consigues algo teniendo esos pensamientos negativos? ¿No? Pues entonces no te aferres a ellos.  Suéltalos como si fuese una brasa que quema. No te ayudan a avanzar y a emprender tu nuevo camino. Mi consejo, acepta la situación y Ocupa tu cabeza en otras cosas que sí necesiten tu atención y debas realizar (en este caso, puede ser reciclarte y hacer un curso de formación, trabajar tu marca personal, etc).

 

El obsesionarnos con algo que no podemos solucionar hace que no avancemos, que nos quedemos sin capacidad de reacción en cualquier otra esfera de nuestra vida. Aquí es cuando tiene que dar un paso la parte racional que hay en ti y dejar de lado la parte emocional.

 

¿Puedes cambiar la situación a tu favor?, “ocúpate” en ello. Haz el 100% del esfuerzo para conseguir solucionar el problema, busca alternativas. Y si no sabes cómo, pide ayuda a quien consideres. En lo laboral, puedes contar con los orientadores laborales de los servicios públicos de empleo, de las entidades colaboradoras o privadas, asesores jurídicos, coaches, etc

 

Una vez que has decidido ponerle remedio, debes moldearte para obtener TU MEJOR YO. ¿Cómo se hace? Si has hecho un autoanálisis, conoces la solución o al menos por donde tienes que encaminarte, entonces ¡ponte manos a la obra con determinación y pasión!. Ambas necesarias para no alejarte del camino trazado.

 

Piensa que en la mayoría de los casos, se requiere tiempo y mucho esfuerzo para llegar a ser la mejor versión de ti mismo y disponer del máximo de herramientas necesarias para superar cualquier situación o problema.

 

En las sesiones de orientación me gusta recurrir entre otros, según la necesidad de la persona o del grupo, a unos videos del Dr. Mario Alonso Puig cuando estuvo en el Programa del Hormiguero de Pablo Motos. Son amenos, didácticos y clave para interiorizar una serie de conceptos con pequeños ejercicios. Son Videos resúmenes de su libro “Los 7 secretos para ser Feliz y Tener Éxito en la vida”, entrenamiento para la fortaleza mental.

 

Son los siguientes:

1 Secreto. Gestiona tu cara y gestionaras tus emociones

2 Secreto.  Usa tu diálogo interior para apoyarte, no para anularte

3 Secreto. Recarga las pilas o puedes terminar en el cubo de la basura

4 Secreto. Inflúyete a tí mismo

5 Secreto. Si lo puedes Imaginar, lo puedes Crear

6 Secreto. Por la noche elijes lo que te construye y lo que te destruye

7 Secreto. No hay Felicidad sin el Otro

 

No cejes en tu empeño porque sólo aquellos que se atreven a soñar y lo ponen en práctica, son los que llegan a la excelencia y viven felices.

 

 

 

 Publicado originalmente en Blogempleo.com y actualizado en www.orientamartamouliaa.es

 

 

ACTITUD, ESFUERZO Y FELICIDAD

La Actitud que cada uno tiene ante los acontecimientos de la vida diaria y como se afrontan es una de las claves en la Felicidad personal y  laboral.

 

Siento decir que si la actitud no es la adecuada ante la Vida  conviene, aunque sea por motivos egoístas, aprender  a tenerla. El  porqué es sencillo: en lo personal seremos más felices en el día a día.

 

Si comienzas en tu día a día a ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío, comprobarás que empezarás a generar una atracción de la energía positiva de los demás hacia ti. Es una regla sencilla: a todos nos gusta rodearnos de personas que emanan buen rollo y que son positivos (no un falso optimismo) y se contagia.  En el proceso de búsqueda de empleo, dicha actitud se transmite también desde el inicio del proceso de selección y el reclutador lo percibe, aunque hayas preparado y memorizado las respuestas durante la entrevista, la actitud no se ensaya, se vive.

 

Cuales son algunos de los cambios que se pueden realizar:

 

1. Actitud Negativa

 

En muchos casos hay sucesos como un fallecimiento, enfermedad, desempleo prolongado, dificultades económicas, pero también pequeños problemas  que a ciertas personas les causa una angustia tremenda.  En otras situaciones no hay un hecho que lo desencadene sino que  la persona simplemente tiende a ser negativa, fatalista o “gruñona” sin motivo aparente.

 

Creo que estaremos de acuerdo que esa “amargura existencial”  ya sea coyuntural o estructural, no conlleva felicidad para uno mismo ni para los que le rodean. Por lo tanto hay que pensar que si peor no queremos estar, por qué no realizar un autoanálisis y cambiar aquello que comporte una mejora de nosotros mismos y de las relaciones con los demás.

 

Tenemos derecho a ser felices pero ha de empezar por uno mismo, en el interior. Y la buena noticia es que se puede aprender. Hay a nuestra disposición herramientas, recursos o incluso ayuda de profesionales. Pero es imprescindible tener la VOLUNTAD de querer CAMBIAR.

 

2.- Rigidez

 

Hay quién hace del inmovilismo una bandera. Pero quizá aún no se han dado cuenta que  el “yo soy así”, “a mis años no puedo cambiar” es un razonamiento equivocado. Cualquier persona, si lo desea y pone empeño puede modificar ciertos comportamientos o actitudes.

Read More

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies