Canvas de la Empleabilidad. Propuesta de Valor (3)

 

 

En el post “Canvas de la Empleabilidad. Diseñar mi Desarrollo Profesional (1)” explico como la transformación digital y la incertidumbre económica está generando un cambio global no solo en la economía, sino en la sociedad y la forma de relacionarnos.

 

Según el Informe Dell Technologies “En 2030, el 85% de los empleos aún no se han inventado” y según el Foro Económico Mundial “El 65% de la población infantil actual cuando llegue a la edad adulta realizará tareas y trabajos que no existen hoy en día”. Lo que indica que el puesto de trabajo que desempeñamos, la profesión que ejercemos se va a transformar inevitablemente.

 

Ante tal situación, es conveniente para la supervivencia y el éxito profesional presente y futuro, detenerse y realizar una auditoría a nosotros mismos. Cuánto antes nos preparemos, mejor. Una herramienta útil para realizar un análisis detallado individidual de cada persona como profesional y del entorno es el “modelo Canvas aplicado a la empleabilidad“.

 

En el anterior post trate el “Autoconocimiento“: Si te conoces, podrás identificar tanto tus puntos fuertes como aquello que te diferencia, que te convierte en un profesional único, las actividades que haces de manera excepcional, los comportamientos o cualidades que marcan la diferencia con los demás, así como avanzar en tu crecimiento profesional.Descubres tu “identidad real” y tu “identidad percibida”, ya sea en el mundo físico o digital, tu Marca Personal. Es en este momento, según si el resultado encaja con la realidad o con tu objetivo, cuando puedes tomar la decisión de crear una estrategia (branding personal) para que se alineen las dos.

 

En este post, hablaré del segundo bloque del Canvas: la Propuesta de valorUna vez que has identificado quién eres, cuál es tu potencial y cómo nos perciben los demás, toca tratar la Propuesta, clave para nuestro éxito laboral.

 

La Propuesta de Valor es lo que tú puedes hacer u ofrecer de manera excepcional

a la empresa que te contrate, a tus clientes, colaboradores, entre otros.

 

Como dice Guillem Recolons (personal branding strategist), la propuesta no va de ti, sino de tu cliente o de la empresa en la que trabajes o quieres trabajar, de lo que puedas hacer por ella. Por lo tanto, propuesta de valor no es tu actividad profesional”.

 

En el caso del modelo Canvas aplicado a la empleabilidad, contestaría a la pregunta de

 

¿Por qué te tienen que elegir a ti y no a otra persona?

 

Debes describir Que VALOR Y QUE BENEFICIO OFRECES SI TE CONTRATAN:

Que problema resuelves o qué oportunidad has detectado.

 

El tipo de beneficio suele asociarse a los siguientes verbos: aumentar, reducir, crear, conseguir, proporcionar, eliminar, entre otros. Para elaborarla, te será útil identificar qué ATRIBUTOS O ELEMENTOS RACIONALES O EMOCIONALES existen en tu propuesta de valor.

                                                                                                                                     

Para explicar los elementos racionales, incluyo algunos ejemplos de Andrés Pérez Ortega:

 

  • AUMENTAR: Hacer ganar dinero, Facturación, beneficios, cuota de mercado, valor de las acciones, retención de empleados, ROI, eficiencia, visibilidad, calidad.
  • REDUCIR: Hacer ahorrar dinero, problemas resueltos, costes, tiempo, esfuerzo, quejas, riesgos, rotación, conflictos, papeleo.
  • MEJORAR: Mejoras posibles, incrementar la eficiencia, productividad, procesos, servicios, información, moral, imagen, reputación, habilidades, calidad, fidelización, personalizar.
  • CREAR/INNOVAR: Estrategia, sistemas, procesos, negocio, productos, servicios, marcas, metodologías.

 

También pueden existir atributos emocionales, que tienen que ver con tus valores y en la forma en que realizas tu trabajo. Por ejemplo: honestidad, cercanía, constancia, entusiasmo, amabilidad, implicación, creatividad, entre otros.

 

Como dice un artículo de la consultora Branzai              

“Somos lo que son nuestras diferencias.

Eso nos define del resto de quienes nos rodean, así de sencillo”

 

Y es una gran verdad, las empresas y organizaciones te contratan si ven en ti algo diferente, una cualidad, competencia, un valor, una suma de varios factores que aporte el valor que necesitan.

 

Propuesta de valor preguntas

 

Algunas preguntas que te pueden ayudar a descubrir tu propuesta de valor, son las siguientes:

 

¿Qué beneficios puedo aportar en una empresa, determinado ámbito o sector?

¿Qué talentos puedo ofrecer a la organización?

¿Qué necesidades de las empresas, de mi sector… satisfago o puedo satisfacer?

¿Qué problemas puedo ayudar a resolver?

¿Puedo aportar algo diferente a la organización?

¿Cómo me diferencio del resto de candidatos/as, competidores?

¿Qué ofrezco que resulte interesante para la empresa y sólo yo pueda ofrecer?

¿Qué prometo a mi audiencia, empresa, clientes?

¿Qué emociones deberían sentir cuando se relacionan conmigo?

¿Qué tipo de persona/organización les inspiro a ser?

¿Con qué creo valor?

¿Por qué alguien debería dedicarme su tiempo y/o dinero?

¿En qué formato vendo mi trabajo?

 

Una vez respondido a estas cuestiones es conveniente que redactes tu propuesta de valor, incluyo la fórmula que utiliza Guillem Recolons, un referente para mí en marca personal, al que agradezco sus enseñanzas.

 

Qué ofreces + A quién + Objetivo de valor + Método + Entorno

 

Qué ofreces =(comienza con un verbo) Son los beneficios, características o aquellos atributos racionales y emocionales de tu servicio, trabajo o producto

A quién = público objetivo

Objetivo de valor = para tu público objetivo

Método = Cómo lo haces o consigues.

Entorno = El contexto, donde.

 

Para que se entienda mejor, incluyo como ejemplo mi propuesta de valor como “Asesora de marca personal”:

 

Impulso el desarrollo   +

de los/as profesionales +

para poner de relieve su importancia y que consigan el éxito en sus objetivos profesionales  + 

a través de programas de formación, conferencias de marca personal +

en esta nueva Era Digital.

 

 

Para finalizar, una vez que has elaborado tu propuesta de valor, se ha de reflejar en tu Curriculum vitae, en la carta de presentación, en el extracto de LinkedIn y en donde quiera que hagas una presentación a tu futuro empleador/a, cliente,…

 

 

En el siguiente post hablaré sobre “Canvas de la Empleabilidad. Conocimiento del Entorno (4)

 

Imagen de Marta Mouliaá

 

 

 

Acerca de Marta Mouliaá

 

23 años acompañando al talento en su desarrollo profesional. Experiencia de 15 años en selección de talento para organizaciones. Gestión en entornos digitales, redes sociales y creación de contenidos.  Personal Branding. Formadora. Conferenciante. Otras más por descubrir

www.orientamartamouliaa.es